Cómo acompañar el desarrollo social y emocional en Pre-K

Fomentar el desarrollo social y emocional en tu hijo de Pre-K es increíblemente importante. Lee consejos de expertos para saber cómo ayudarlo.

Conciencia de sí mismo

El autoconocimiento implica conocer tus emociones, fortalezas y desafíos, y saber cómo las emociones afectan tu conducta y decisiones.

Conecta los sentimientos con las palabras

“Me sentí tan orgulloso de ti cuando tu maestra me dijo que te comportaste tan bien en clase. ¿Cómo te hace sentir?”

Valida los sentimientos de tu hijo.

“Puede ser desalentador cuando un juguete se rompe, ¿no? Algunas veces, yo también me siento frustrado. Veamos si podemos arreglarlo juntos."

Enséñale a tu hijo que está bien pedir ayuda.

“Si necesitas ayuda, dime: ‘Ayúdame’, y me acercaré de inmediato."

Cómo hablar con tu hijo de perseverancia:

“Te esforzaste mucho” o “Me parece bien que no te hayas rendido” o “Puedo dar fe que diste lo mejor de ti” en lugar de “Lo hiciste bien."

Autocontrol

El autocontrol es moderar las emociones y las conductas que ellas generan, a fin de superar los desafíos y alcanzar los objetivos.

Cómo darle indicaciones claras a tu hijo para que sepa lo que se espera de él:

“Coloca los juguetes en el cesto rojo y el libro en el estante para que puedas encontrarlos fácilmente, y tu habitación se verá linda y limpia. ¡Gracias por tu ayuda!”

Conciencia social

La conciencia social es la capacidad de comprender y respetar el punto de vista de los demás y de aplicar este conocimiento a las interacciones sociales con personas de diferentes ámbitos.

Cómo hablar con tu hijo de los sentimientos de otras personas en interacciones de la vida real:

¿Cómo crees que se sintió tu amiga Alice cuando compartiste con ella tu juguete favorito? ¿Por qué crees que se sintió así? ¿Cómo te sentiste tú cuando hicimos esto por ella?

Cómo enseñarle a tu hijo el valor de la bondad:

“Sé que estás enojado con tu amigo, pero ¿cómo te sentirías si te robaran un juguete?” o “Lastimaste a tu hermana cuando la golpeaste, ¿cómo te sentirías si te golpearan a ti?”

Cómo explicarle a tu hijo cómo hacer amigos nuevos:

"A los amigos nuevos les gusta que sonrías, diles tu nombre, pregúntales cómo están y di ‘por favor’ y ‘gracias’"

Cómo hablar con tu hijo del espacio personal:

Pídele que extienda los brazos y dile: "Este es tu espacio personal. A las personas les gusta tener su propio espacio personal. Si te acercas demasiado, pueden enojarse. Por eso, lo mejor es mantener este espacio entre tú y las demás personas."

Recuérdale a tu hijo cómo comportarse en diferentes situaciones:

“Cuando estás al aire libre con amigos, puedes elevar la voz, pero cuando estás en una biblioteca o en una boda, debes hablar más bajito."

Cómo hablar de semejanzas y diferencias con tu hijo:

“En Estados Unidos, se dice ‘hello’. En otras culturas, como en India, se inclinan, juntan las manos y dicen ‘namaste’. En Francia, se dan tres besos en la mejilla."

Cómo hablar de las tradiciones o de la historia de tu propia familia:

“Si bien todos somos diferentes, nos parecemos en muchas formas. Todos amamos a nuestras familias, y nos gusta cuando la gente es amable con nosotros. Es importante respetar y ser agradables con todas las personas, no importa de dónde sean o quiénes sean."

Habilidades relacionales

La capacidad de interactuar en forma significativa con los demás y de mantener relaciones saludables con personas y grupos diversos contribuye al éxito general.

Cómo hablar con tu hijo sobre sus amistades:

“¿Hiciste alguna nueva amistad en la escuela?” o “¿Compartiste tus juguetes con tu amigo Freddy hoy?” o “¿Por qué te enojaste con tu hermana? ¿Cómo crees que la hizo sentir eso?”

Para niños que le está costando relacionarse con sus amigos:

Prueba con “Es posible que Freddy no quiera ser tu amigo hoy, pero dale un poco de tiempo, y si no quiere jugar contigo, pregúntale por qué. Si sigue enojado, ¿por qué no juegas con tu otro amigo Andy?”

Cómo hablar de confianza y de honestidad con tu hijo:

Puedes decirle: “Cuando te pido que recojas tus juguetes, confío en que lo harás” o “Cuando te llevo a la escuela, puedes confiar en que te iré a buscar todos los días."

Si ves que un niño rompe algo, prueba con

“¿Tú hiciste eso?” Si te responde que no, puedes decirle: “Es importante que me digas la verdad, te prometo que no me voy a enojar contigo”. Puedes agregar: “la confianza existe cuando te hago una pregunta, eres honesto, y me dices lo que realmente ocurrió."

Cómo ayudar a tu hijo a manejar un conflicto y trabajar con él para encontrar soluciones a los problemas que pueda tener.

“¿Por qué crees que tu hermana se enojó cuando la insultaste? ¿Cómo la hizo sentir? ¿Te parece que le tendrías que pedir disculpas? ¿Qué puedes hacer la próxima vez para que no se enoje?”

Tomar decisiones de manera responsable

Tomar decisiones en forma responsable te permite hacer elecciones que son buenas para ti y para los demás. También se trata de tener en cuenta tus deseos y los de los demás.

Una forma de ayudar a tu hijo a que tome decisiones es permitirle que las tome por sí solo.

“¿Quieres zanahorias o brócoli para la cena?” en lugar de “¿Qué vegetales quieres comer?”. Estás dando lugar a una elección, pero cualquier resultado te agradará.

Cómo hablar con tu hijo acerca de los adultos a los que puede acudir para pedir ayuda: puedes decirle:

“¿Ves a ese oficial de seguridad del centro comercial? Puedes acudir a él si te pierdes. ¿Ves esa estación de policía al lado del parque? Si llegamos a separarnos, ellos pueden ayudarte a encontrarme”.

Desarrollo Social y Emocional

Las investigaciones demuestran que las personas que tienen buenas habilidades socio-emocionales prestan más atención y tienen menos problemas de aprendizaje. Además, suelen ser más exitosas en los ámbitos académicos y laborales. Al igual que las matemáticas o los idiomas, estas habilidades pueden enseñarse y desarrollarse con el paso del tiempo. 

Explorar Desarrollo Social y Emocional