Cómo acompañar el desarrollo social y emocional en estudiantes de escuela intermedia

Fomentar el desarrollo social y emocional en tu estudiante de escuela intermedia es increíblemente importante. Lee consejos de expertos para saber cómo ayudarlo.

Conciencia de sí mismo

El autoconocimiento implica conocer tus emociones, fortalezas y desafíos, y saber cómo las emociones afectan tu conducta y decisiones.

Intenta hablar regularmente con tu hijo acerca de sus sentimientos.

Es probable que no sea sencillo mantener una larga charla sobre sus emociones, pero tómate un par de minutos por día para preguntarle: “¿Qué te hizo sentir bien hoy?” o “¿Algo te molestó hoy?”. Es una muy buena forma de demostrar que te importa. 

Evita decirle a tu hijo cómo se siente.

Por ejemplo, puedes probar en decirle: “Parece que no estás muy convencido en ir a esa fiesta porque no se te ve tan entusiasmado como de costumbre” o “Dices que no estás nervioso por la prueba, pero estás muy inquieto cuando intentas sentarte a estudiar” en lugar de “No puedo creer que no estés nervioso por esa prueba”.

Comparte historias personales para fortalecer su autoconocimiento.

Dile: "Solo quiero que sepas que estoy aquí para ayudarte, pasé por experiencias similares cuando estuve en la escuela intermedia así que entiendo por lo que estás atravesando. Si en algún momento necesitas hablar sobre algo en particular, aquí estaré." 

Autocontrol

El autocontrol es moderar las emociones y las conductas que ellas generan, a fin de superar los desafíos y alcanzar los objetivos.

Recuérdale a tu hijo con edad de escuela intermedia que sus acciones tienen consecuencias.

Una vez que tu hijo se haya calmado, puedes decirle: Golpear puertas, gritar o pelearse con un familiar o un amigo no es un comportamiento adecuado. Cuando gritas, asustas a tu hermanito, y cuando me hablas de mala manera, me pone triste. ¿Puedes decirme qué te está molestando?

Establece expectativas y límites claros para tu hijo, y mantente firme.

Cuando intentes poner en práctica una regla sobre la tarea, puedes decirle: Me gustaría que termines la tarea antes de jugar a los videojuegos, hablar por teléfono o enviarte mensajes con tus amigos. Las reglas son estas y si no las cumples, habrá consecuencias y perderás algunos privilegios. ¿Qué opinas?

Conciencia social

La conciencia social es la capacidad de comprender y respetar el punto de vista de los demás y de aplicar este conocimiento a las interacciones sociales con personas de diferentes ámbitos.

Alimenta el sentimiento de empatía de tu hijo.

Si este estudiante de escuela intermedia está nervioso ante la posibilidad de hacer nuevos amigos, dile: “Me acuerdo de cuando empecé la escuela intermedia, mi mejor amigo de la escuela primaria comenzó a tener amigos nuevos y yo me sentí aislado. No te preocupes, muchos de tus compañeros de clase están pasando por lo mismo. ¿Por qué no pruebas hablar con uno de ellos o unirte a un club para conocer nuevos amigos?”

Habla con tu hijo acerca de la importancia de ser amable.

“¿Has oído hablar del karma? Es positivo para tu karma hacer cosas buenas por los demás y tratarlos como te gustaría que te traten a ti. ¿Últimamente hiciste algo amable y útil por otra persona? ¿Cómo te hizo sentir?”

Habilidades relacionales

La capacidad de interactuar en forma significativa con los demás y de mantener relaciones saludables con personas y grupos diversos contribuye al éxito general.

Habla regularmente con tu hijo sobre sus amigos. Pregúntale:

“¿Hiciste amigos nuevos en la escuela? Sé que la transición a una escuela nueva no es sencilla, pero encontrarás muchas personas que pueden ser tus amigos. ¿Por qué no te acercas a ese estudiante nuevo de intercambio que está en tu clase?”

Explícale a tu hijo qué son las primeras impresiones.

“¿Cómo te ves a ti mismo?”, “¿Cómo crees que te ven los demás?” y “¿Cómo quieres que los demás te vean?”

Cómo abordar el tema del acoso escolar:

Trabaja junto con tu hijo en lo que puede decir para detener una situación de acoso y mantener el respeto hacia él mismo y hacia los demás. A veces, solo hace falta decir: "Detente, sabes que te equivocas”, expresado con firmeza. O “Sabes que estás cruzando un límite”, si están hostigando a otra persona, puede irse y pedir la ayuda de un adulto. 

Para resolver conflictos entre tú y tu hijo de la manera más pacífica posible, puedes decir:

"Sé que quieres pasar más tiempo con tus amigos, pero no has estado cumpliendo con tus responsabilidades en casa. Si haces las tareas de esta semana, podrás llegar 30 minutos más tarde y así pasar más tiempo con tus amigos. ¿Qué te parece?"

Tomar decisiones de manera responsable

Tomar decisiones en forma responsable te permite hacer elecciones que son buenas para ti y para los demás. También se trata de tener en cuenta tus deseos y los de los demás.

Dialoga con tu hijo acerca de problemas, consecuencias lógicas y resoluciones.

Por ejemplo, si tu hijo se está atrasando con la tarea, dile: “¿Por qué no sigues trabajando después de comer en lugar de ir a la casa de tu amiga Jenny?”

Apoya a tu hijo aunque tome decisiones con las que no estás de acuerdo.

Por ejemplo, en lugar de decir: "Te dije que era una mala idea no estudiar para esa prueba", intenta con "¿La próxima vez no estudiarías tampoco? ¿Cuál hubiera sido una mejor opción?"

Desarrollo Social y Emocional

Las investigaciones demuestran que las personas que tienen buenas habilidades socio-emocionales prestan más atención y tienen menos problemas de aprendizaje. Además, suelen ser más exitosas en los ámbitos académicos y laborales. Al igual que las matemáticas o los idiomas, estas habilidades pueden enseñarse y desarrollarse con el paso del tiempo. 

Explorar Desarrollo Social y Emocional