Desarrollar el control de impulsos en estudiantes de escuela intermedia

La habilidad de postergar la gratificación o esperar algo que realmente quiere se denomina control de impulsos. La famosa prueba del malvavisco de Stanford descubrió una conexión entre el control de impulsos y mayor bienestar, como resultados de pruebas más altos, mejor manejo del estrés y un rendimiento académico más elevado.