Qué deben saber los padres sobre el uso de estimulantes en los campus universitarios

Y cómo hablar de este tema con los estudiantes.

Los estudiantes no consideran que el uso indebido de estas drogas sea un problema

Mientras que muchos estudiantes reconocen que beber en exceso es malo o que muchas drogas ilegales son perjudiciales, una gran cantidad no considera que tomar Adderall, Ritalin o Vyvanse  sin receta sea un problema. "No es una droga estigmatizante. Los estudiantes no se avergüenzan por tomarla", sostiene DeSantis. Hay una idea compartida por los estudiantes de que los estimulantes son seguros porque pueden recetarse para el TDAH. 

La Dra. Natasha Burgert, pediatra de Kansas City, señala que uno de los desafíos más grandes en el uso indebido de Adderall es el hecho de que tomar una píldora de Adderall funciona cuando los estudiantes necesitan permanecer despiertos por muchas horas.  "Es una gran ayuda para todos aquellos que pasan despiertos noches enteras. El efecto de la droga refuerza la necesidad de volver a tomarla, luego necesitarás más y más", destaca Burgert. "Creo que es un problema generalizado, al punto de que se ve como una conducta establecida. No se lo considera muy importante". Y, a diferencia del alcohol o de la marihuana, es más difícil ver los indicios físicos que deja el uso de esta sustancia, lo que puede llevar a la percepción de que no es dañina. 

"Es muy difícil que la policía logre detener el abuso y la posesión de Adderall", confiesa el Capitán de Policía del campus UW-Madison, Brent Plisch. "No se pueden ver los efectos como con el alcohol y otras drogas hasta que se convierte en un problema más grave".

Brian L. Watkins, director de Asuntos Familiares de la University of Maryland, afirma que gran parte del foco de la policía del campus y de otros servicios está puesto en el alcohol y en la marihuana y, por lo tanto, Adderall no pareciera ser un tema importante. "El alcohol es el principal problema en la universidad. Los estudiantes beben mucho alcohol y provocan daño en sus vidas y en las de otros", comenta Watkins. "Está a la vista; vomitan en cualquier lugar, destruyen propiedades, se desintoxican. No pasa lo mismo cuando consumen Adderall, suelen estar en la biblioteca. Puede ser perjudicial para tu cerebro, y se producen muchos cambios, pero no necesariamente los verás".

Los estimulantes se obtienen fácilmente

Además de la falta de estigmatización de las drogas estimulantes, es muy fácil encontrarlas en el campus. Según un estudio sobre drogas recetadas a estudiantes universitarios de 2015, de la Ohio State University, el 71% de los estudiantes universitarios asegura que obtener estimulantes con receta es fácil o muy fácil. Muchos estudiantes pueden encontrar drogas estimulantes fácilmente a través de otros estudiantes que poseen una receta. El estudio también reveló que el 18.6% de los estudiantes universitarios asegura usar estimulantes sin receta, y la mayoría que sí usa drogas con receta por razones no médicas confirma que suele obtener de amigos estas drogas recetadas (82.6%). En 2009, a modo de experimento, dos estudiantes de periodismo de la University of Wisconsin-Madison entraron en una biblioteca del campus para ver con qué rapidez podían obtener Adderall. La obtuvieron en menos de un minuto.

Muchos estudios descubrieron que los estudiantes que usan estimulantes con receta y sin fin médico obtienen las drogas de un amigo que sí tiene receta. Y más allá de conseguirla gracias a la ayuda de amigos, los expertos aseguran que los estudiantes que no tienen TDAH pueden conseguir una receta fácilmente por sí solos. "Algunos estudiantes, según entiendo, tienen la astucia de buscar TDAH en Internet, y luego recurrir con estos síntomas a los médicos bajo la apariencia de tener TDAH sin diagnosticar", comenta la Dra. Judith Owens, directora de Medicina del Sueño en Boston Children’s Hospital, en Boston, Massachusetts.

El uso de estimulantes sin indicación médica no trae mejores calificaciones

Los estimulantes reciben el nombre de "drogas de estudio" por una razón, ya que los efectos de estos medicamentos aumentan la concentración y el nivel de alerta. El motivo más frecuente por el que los estudiantes dicen tomar estimulantes es para estudiar o mejorar sus notas, según un estudio sobre drogas con receta en la universidad de 2015. Los estudiantes también aseguran tener un "impacto positivo en el rendimiento académico" como el principal efecto de usar estas drogas sin indicación médica. Especialmente cuando las presiones llegan al final del semestre, los estudiantes pueden recurrir a estas drogas que parecen ayudarlos. "Hay una especie de creencia entre los estudiantes universitarios de que necesitan tomar estos medicamentos para mejorar sus hábitos de estudio, y si no lo hacen, están en desventaja", explica la Dra. Owens. "El nivel más intenso de exigencia llega en la época de los finales, cuando los jóvenes necesitan estudiar toda la noche, duermen menos de lo habitual y usan estas drogas para mantenerse despiertos".

Pero los expertos aseguran que el beneficio académico para aquellos que no cuentan con una receta es, en verdad, un mito. “Todos los estudios realizados entre estudiantes que toman estas drogas sin motivo médico y aquellos que no las toman en absoluto revelaron que los estudiantes que las consumían tenían calificaciones mucho peores", confiesa la Dra. Amelia Arria, investigadora de salud pública y directora del Centro de Desarrollo Médico de Adultos Jóvenes de la University of Maryland. El Dr. Kenneth M. Hale, farmacéutico y codirector de la Iniciativa Generación Rx en Ohio State University, confirma que es lógico que los estudios muestren que las calificaciones de los consumidores de estas drogas sean más bajas. “[Los estimulantes] no son potenciadores cognitivos, sino facilitadores cognitivos. Los estudiantes que no fueron a clase, no hicieron los trabajos en el semestre, los usan en la época de finales porque les llegó el momento de la verdad", agrega el Dr. Hale. "Está comprobado que no existe una correlación positiva entre el uso [de estimulantes] y el promedio de calificaciones. Los estudiantes que reconocieron tomar drogas, como el Adderall, tienen peores notas que aquellos estudiantes que no [usaron Adderall sin indicación médica]. Hay un mito entorno a esta droga sobre la ayuda en el estudio".

La Dra. Owens también señala que algunos de los efectos del Adderall, como quedarse despierto toda la noche en lugar de dormir, se contraponen a la retención de información. "Cuanto más estresado estás, más necesitas dormir. Existe esta idea de que quedarse despierto para estudiar y no dormir te ayuda a rendir mejor, y simplemente no es así. Por ejemplo, en el sueño MOR (movimiento ocular rápido), tu cerebro consolida la memoria, lo que te ayudará a incorporar información nueva. Si tienes un período de sueño MOR después de aprender una tarea nueva, es mucho más probable que puedas realizarla", cuenta la Dra. Owens. "El sueño profundo o de ondas lentas, sueño delta, ayuda a que el cuerpo se recargue, rejuvenezca y tiene beneficios en términos de funcionamiento cognitivo, fundamentales en momentos de aprendizaje intenso".

Hay riesgos para la salud

"Siempre es un peligro tomar un medicamento que no te recetaron", indica la Dra. Burgert.  "Por lo general, los adultos jóvenes no entienden cómo funciona la droga, no conocen su propia historia clínica y no saben lo que están comprando". La Dra. Burgert explica que algunos de los riesgos de tomar esta droga sin indicación médica son: presión arterial elevada, mayor frecuencia cardíaca que podría ocasionar un derrame cerebral, al no saber qué o cuánto estás consumiendo, potencial adictivo y efectos desconocidos debido a los antecedentes familiares. "Si eres un joven que realmente no necesita estos estimulantes, el efecto del Adderall puede ser más marcado", cuenta la Dra. Burgert. Otros efectos colaterales del uso de estimulantes son la falta de apetito y el insomnio, ambos generadores de hábitos no saludables. 

La Dra. Owens asegura que usar estimulantes para compensar la falta de sueño es muy poco saludable. "Nada reemplaza el descanso. Muchos procesos continúan fisiológicamente y, desde la perspectiva del sistema nervioso durante el sueño, simplemente no puede reemplazarse", agrega la Dra. Owens. "El problema llega cuando los estudiantes toman esta medicación estimulante de liberación prolongada y actuación más extensa a la tarde o a la noche para mejorar su capacidad de estudio, que es cuestionable, y más importante aún, intentan combatir el descanso insuficiente, y la somnolencia diurna". La Dra. Owens también señala que estas drogas tienden a producir una sensación falsa de que tus capacidades no se ven afectadas, cuando en realidad sí lo están.  

Puede ser la señal de que está ocurriendo algo más importante

Los expertos coinciden en que el uso no prescrito de estimulantes está relacionado con algo más que solo el próximo examen. "Creo que lo que nos está diciendo es que intentan poner un parche a un problema mayor. Para nosotros, suele ser un indicio de que algo más está ocurriendo", sostiene la Dra. Burgert.

La Dra. Arria, por su parte, revela en su investigación que aquellos jóvenes que consumen estimulantes sin indicación médica también toman otras drogas o beben alcohol en exceso. "No es habitual que solo se tome una droga sin prescripción y ninguna otra", añade la Dra. Arria. "Los estudiantes las usaban en situaciones donde las calificaciones estaban cada vez peor por otros temas, como faltar a clase, beber o consumir marihuana".

El Dr. Hale explica que recurrir al Adderall u otros estimulantes para atravesar situaciones de estrés es una señal de que el estudiante no ha aprendido a manejar y lidiar con el estrés de una manera responsable o saludable. "Los estudiantes suelen decir: 'Solo la estoy usando para esta etapa de la universidad. Tengo estos exámenes. Me está ayudando en este momento'", cuenta Hale.  "¿La universidad no debería ser, en parte, una herramienta para desarrollar hábitos saludables y sostenibles que te conviertan en un profesional exitoso a lo largo de tu vida? Si recurres al Adderall para atravesar una situación estresante, es poco racional decir: 'Solo lo estoy haciendo ahora, pero no lo voy a continuar haciendo'. La vida no es menos estresante después de la universidad". 

Como padre, eres el que mejor conoce a tu hijo, y usar estas drogas podría ser indicador de que es necesario tener otras conversaciones. "Es una señal de alerta de otros problemas", manifiesta la Dra. Arria. "Ese es el mensaje más importante para los padres". 

5 formas de hablar con los jóvenes sobre alcohol y drogas

La libertad con la que se encuentran los jóvenes al mudarse de casa puede estar acompañada de comportamientos peligrosos, como el consumo de drogas y de alcohol.

Más

Se trata de una conversación importante

Si bien tu hijo universitario es adulto, aún eres su padre y tu opinión importa. Conversar sobre este tema es importante tanto antes de que parta hacia la universidad y como mientras esté allí. "Soy padre y pienso que deberías hablar con tu hijo sobre estos temas antes de que ingrese en la universidad", recomienda el Dr. Hale. "Tendrán la oportunidad de acceder a drogas como Adderall o Ritalin, casi puedo garantizarlo".

Como con todos los temas, comienza con una comunicación abierta y honesta. Aquí te damos algunos consejos sobre cómo hablarlo con tu hijo universitario.