Desarrollo físico en estudiantes de pre-kinder

Para muchos niños, comenzar el Pre-Kinder a la edad de 4 o 5 años constituye su primer encuentro con la actividad escolar estructurada diaria. Durante el Pre-Kinder, los niños aún se encuentran en desarrollo tanto de sus habilidades de motricidad gruesa, que implica el movimiento de todo el cuerpo, como de su motricidad fina, que implica la coordinación de los movimientos de los músculos pequeños. La edad en la que los niños logran metas de desarrollo físico varía de forma considerable. Por lo tanto, tenga en cuenta que esta información se incluye solo con fines orientativos. Por lo general, los padres son los más apropiados para determinar si su hijo está preparado para actividades más desafiantes. Si le preocupa que su hijo no tenga el mismo nivel de desarrollo físico que sus compañeros, debe consultar con un pediatra.

Introducción

Notará que la motricidad gruesa de su hijo se desarrollará con rapidez a esta edad, ya que sus movimientos serán más coordinados y aprenderá a controlar su cuerpo de manera más eficaz. Por ejemplo, notará que comenzará a subir y bajar las escaleras con seguridad colocando un pie en cada escalón, en lugar de ir escalón por escalón con ambos pies, de manera vacilante, como hacía cuando era más chico. Sin embargo, incluso a medida que adquieren más confianza en sus habilidades físicas en desarrollo, suele suceder que los niños de esta edad aún sobrestiman sus habilidades. Es común que se tropiecen y se caigan, y esto no debería ser un motivo de preocupación a menos que su hijo exhiba una torpeza inusual al moverse y se caiga con mayor frecuencia que sus compañeros de juego.

Equilibrio

El equilibrio de su hijo mejorará de forma significativa durante el transcurso de este año. Al finalizar el Pre-Kinder, su hijo debe ser capaz de mantener el equilibrio en un solo pie durante al menos 10 segundos. Jugar a la rayuela lo ayudará a desarrollar esta habilidad.

Saltando

Su hijo debe ser capaz de saltar en un pie varias veces. Saltar la soga lo ayudará a desarrollar esta habilidad.

Caminar Adelante y Atrás

Su hijo debe ser capaz de caminar hacia adelante y hacia atrás en línea recta sobre el piso o sobre una barra de equilibrio. Jugar en los juegos infantiles como, por ejemplo, los juegos con puentes entre dos torres, lo ayudarán a desarrollar esta habilidad.

Juegos Infantiles

Su hijo debe ser capaz de subir y bajar de los juegos infantiles, columpiarse y tirarse del tobogán con confianza.

Puntas de Pie

Su hijo debe ser capaz de pararse en puntas de pie con las manos sobre la cabeza durante varios segundos.

Caminar en Puntas de Pie

Su hijo debe ser capaz de caminar en puntas de pie. Si su hijo camina en puntas de pie de forma excesiva, esto puede ser un indicio de que existen algunas complicaciones del desarrollo. Sin embargo, si su hijo crece y se desarrolla con normalidad, no existe ningún motivo de preocupación. Consulte con un pediatra si tiene preguntas al respecto.

CONSEJOS SOBRE SALUD FÍSICA PARA ESTUDIANTES DE PRE-KINDER

Estos consejos para padres ofrecen sugerencias grado por grado para respaldar un estilo de vida saludable para su hijo.

Triciclo

Su hijo debe ser capaz de pedalear y conducir un triciclo con facilidad; también debe ser capaz de conducirlo formando ochos y círculos.

Vueltas de Carnero

Su hijo debe ser capaz de hacer vueltas de carnero.

Lanzar Una Pelota

A pesar de que la capacidad de su hijo para jugar a la pelota aún está en desarrollo, debería ser capaz de lanzar una pelota con cierta precisión a un blanco que se encuentre a unos pocos pies de distancia. También debe ser capaz de patear una pelota con precisión.

Saltando

Su hijo debe ser capaz de ir saltando unos 15 pies.

Galopando

Su hijo debe ser capaz de galopar unos 15 pies.

Bicicleta

A medida que mejora el equilibrio de su hijo, puede animarlo a que intente andar en bicicleta sin las rueditas de apoyo. A pesar de que los niños aprenden a andar en bicicleta sin rueditas a diferentes edades, la mayoría de los padres ya pueden considerar la posibilidad de retirar las rueditas más o menos a esta edad.

Introduccion

La motricidad fina de su hijo se desarrollará tan rápido como su motricidad gruesa. Una de las cosas más importantes que puede hacer para ayudar a que su hijo desarrolle estas habilidades es dejar que experimente dificultad de vez en cuando para lograr ciertas tareas, tales como prenderse los botones o cortar los alimentos. Solo gracias al esfuerzo repetido su hijo aprenderá a hacer estas cosas. Además, aprendiendo a manejar la frustración es fundamental para el desarrollo emocional de su hijo.

Botones

Su hijo debe ser capaz de prenderse y desprenderse los botones y vestirse sin ayuda cuando se lo pidan.

Cubiertos

Su hijo debe ser capaz de comer con cubiertos y cortar comida con cuchillo bajo su supervisión.

Tijeras

Su hijo debe ser capaz de cortar en línea recta o recortar figuras simples con tijeras.

Lápiz

Su hijo debe ser capaz de agarrar un lápiz o un crayón con los dedos y no con el puño cerrado.

Líneas Rectas

Su hijo debe ser capaz de dibujar líneas rectas.

Reproducir Formas

Su hijo debe ser capaz de reproducir círculos, triángulos y cuadrados.

Ensartar Cuentas

Su hijo debe ser capaz de ensartar cuentas en un cordel.

Play-Doh

Su hijo debe ser capaz de modelar bolitas redondas y formas alargadas, como un viborita, con la masa Play-Doh.

Bloques

Su hijo debe ser capaz de construir torres con los bloques de encastre.

Introducción

Un sueño reparador es fundamental para que un niño preescolar tenga una vida saludable. Dormir bien permite que un cuerpo que crece con rapidez se renueve y garantiza que su hijo esté preparado para el día siguiente. Estudios han demostrado que un niño que descansa bien durante la noche está atento y renovado, y es menos susceptible a padecer infecciones. De hecho, la mala conducta o hiperactividad de un niño es a menudo una consecuencia de la falta de sueño. Es importante priorizar el descanso asegurándose de que su hijo tenga un dormitorio oscuro, tranquilo y cómodo, y estableciendo una rutina habitual de todas las noches con su hijo antes de acostarlo. Un niño bien descansado se despertará espontáneamente y tendrá energía para todo el día. 

Horas de Sueño

Los preescolares necesitan dormir entre 11 y 13 horas cada noche. La mayoría de estos niños están listos para irse a dormir entre las 7:00 y las 9:00 p.m. y duermen hasta alrededor de las 6:30 y las 8:00 a.m., lo cual depende de si aún duermen siestas durante el día. Por lo general, los niños dejan de dormir siestas durante el día más o menos a los 5 años. 

Recomendado

Salud y Bienestar

Una nutrición adecuada, el buen dormir y la actividad física son factores que pueden influir en el desempeño académico y en el bienestar mental y físico de tus hijos. Ayúdalos a que tengan hábitos saludables cualquiera sea su edad. 

Explorar Salud y Bienestar