Desarrollo físico en estudiantes de 3.er grado

En 3.er grado, los niños pasan la mayor parte del tiempo de su día escolar sentados en un escritorio de un aula. Por eso, es especialmente importante que la actividad física siga formando parte de su rutina diaria. De la misma forma que están estableciendo los hábitos de aprendizaje y estudio con los que contarán durante toda su vida educativa y laboral, también están formando sus hábitos personales que determinarán su salud y bienestar futuros. La motricidad gruesa de los niños, que implica el movimiento de todo el cuerpo, se desarrolla casi por completo más o menos a esta edad, aunque seguirá mejorando durante los próximos años a medida que su hijo aprenda a tener un mayor control de su cuerpo. Lo mismo se aplica para la motricidad fina, que implica la coordinación de los movimientos de los músculos pequeños. Por lo general, los niños en 3.er grado tienen 8 o 9 años de edad, y la información de esta sección es para niños de esta edad.. Sin embargo, la edad en la que los niños logran metas de desarrollo físico varía de forma considerable. Por lo tanto, tenga en cuenta que esta información se incluye solo con fines orientativos. Por lo general, los padres son los más apropiados para determinar si su hijo está preparado para actividades más desafiantes. Si le preocupa que su hijo no tenga el mismo nivel de desarrollo físico que sus compañeros, debe consultar con un pediatra.

Introducción

La motricidad gruesa de su hijo en 3.er grado, que implica el movimiento de todo el cuerpo, se desarrollará casi por completo a los 8 años. En la primera infancia, su actividad física se centraba principalmente en practicar movimientos y aprender coordinación. Ahora, está transitando hacia el desarrollo de mayor fuerza muscular, más coordinación, equilibrio y resistencia física. Estas habilidades se perfeccionan mediante actividades como tirar, atrapar y golpear pelotas, andar en bicicleta y escalar en los juegos infantiles. La actividad física para niños de esta edad debe incluir los juegos y deportes que se centren en estas habilidades fundamentales. Los recreos siguen siendo importantes, pero a medida que su hijo mejora su habilidad para correr y saltar, y tirar, patear y atrapar una pelota con precisión, puede ser conveniente probar deportes organizados, como el béisbol o el fútbol. Otras actividades para considerar son danza, judo y gimnasia.

Equilibrio

El equilibrio de su hijo mejorará de forma significativa durante el transcurso de este año. Al final del 3.er grado, debe ser capaz de caminar bien sobre una barra de equilibrio.

Movimiento

Su hijo debe ser capaz de combinar diferentes tipos de movimientos con facilidad, como por ejemplo, saltar para atrapar una pelota y, luego, correr con ella.

Abdominales

Su hijo debe ser capaz de hacer varios abdominales de una vez.

Flexiones de Brazo

Su hijo debe ser capaz de hacer varias flexiones de brazo de una vez, elevando solamente el pecho del suelo.

CONSEJOS SOBRE SALUD FÍSICA PARA ESTUDIANTES DE 3.ER GRADO

Estos consejos para padres ofrecen sugerencias grado por grado para respaldar un estilo de vida saludable para su hijo.

Patear Una Pelota

Su hijo debe ser capaz de patear una pelota con precisión a un blanco que se encuentra a 10 o 15 pies de distancia.

Patear Una Pelota En Movimiento

Su hijo debe ser capaz de patear una pelota en movimiento.

Atrapar Una Pelota

Su hijo debe ser capaz de atrapar una pelota pequeña con sus manos, sin presionarla contra su cuerpo.

Regatear Una Pelota

Su hijo debe ser capaz de regatear una pelota.

Hacer Volteretas

Su hijo debe ser capaz de hacer volteretas y pararse de manos.

Saltar La Soga

Su hijo debe ser capaz de saltar la soga por sí mismo.

Introduccion

La motricidad fina de su hijo, que implica la coordinación de los movimientos de los músculos pequeños, se desarrollará casi por completo al final del 3.er grado, aunque seguirá refinándose con la práctica. Verá evidencias de un mayor control y precisión cuando su hijo realiza tareas como escribir, usar un teclado y cortar con tijeras.

Escritura

Su hijo debe ser capaz de escribir bien al final del 3.er grado. Si le enseñaron a escribir en cursiva, también debe ser capaz de hacerlo en imprenta.

Dibujando

Su hijo debe ser capaz de hacer dibujos relativamente detallados y reconocibles de personas y animales.

Tijeras

Su hijo debe ser capaz de usar tijeras para cortar a lo largo de una serie de líneas curvas y rectas en un papel sin desviarse más de media pulgada de la línea.

Destreza Manual

Su hijo debe ser capaz de realizar la mayoría de las tareas que requieren destreza manual, como ensartar cuentas o cerrar un broche.

Vestirse y Desvestirse

Su hijo debe ser capaz de vestirse y desvestirse solo con facilidad, manejar broches, botones, cierres y atarse los cordones.

Cubiertos

Su hijo debe ser capaz de usar los cubiertos para comer correctamente y cortar la comida en su plato con cuchillo y tenedor.

Introducción

El descanso es un pilar fundamental para la salud de un niño. Los niños que descansan bien son menos propensos a contraer infecciones, tienen menor porcentaje de obesidad y un mejor rendimiento en las tareas académicas de la escuela. En este punto del desarrollo de su hijo, probablemente ya haya internalizado su rutina nocturna y es posible que comience a probar los límites de su horario de dormir. Es importante continuar estableciendo expectativas claras para su hijo y enfatizar la importancia de dormir bien durante la noche. Después de una buena noche de descanso, debería despertarse espontáneamente y tener energía para todo el día. Si observa que su hijo tiene dificultades para dormirse en la noche o para despertarse en la mañana, es importante que trate estos problemas cuando es pequeño. Los investigadores han descubierto que abordar los problemas para dormir persistentes en niños pequeños los puede llevar a tener mejores calificaciones y un mejor rendimiento mental cuando llegan a la adolescencia. Consulte con el médico de su hijo sobre las medidas que puede tomar para asegurarse de que duerma mejor durante la noche.

Horas de Sueño

Los alumnos de tercer grado necesitan dormir entre 10 y 11 horas cada noche. Los alumnos que tienen que levantarse a las 6:00 a.m. para prepararse para ir a la escuela deberían acostarse entre las 7:00 p.m. y las 8:00 p.m. Aunque este horario puede ser inalcanzable para algunos, los expertos recomiendan priorizar el descanso alentando a su hijo a que duerma lo que más pueda. Cuanto más cerca están de dormir la cantidad de horas recomendadas, será mejor. 

Recomendado

Salud y Bienestar

Una nutrición adecuada, el buen dormir y la actividad física son factores que pueden influir en el desempeño académico y en el bienestar mental y físico de tus hijos. Ayúdalos a que tengan hábitos saludables cualquiera sea su edad. 

Explorar Salud y Bienestar